Misión y Valores | World Vision Honduras

La vida en toda su plenitud

Nuestra visión para cada niño, la vida en toda su plenitud.

Nuestra oración para cada corazón, la voluntad de que así sea.

Nuestra Misión

World Vision Honduras es una asociación internacional de cristianos cuya misión es seguir a nuestro Señor y Salvador Jesucristo trabajando con los pobres y oprimidos para promover la transformación humana, buscar la justicia y dar testimonio de la buena noticia del Reino de Dios.

Perseguimos esta misión a través de un compromiso integrado y holístico con:

  • El desarrollo transformador basado en la comunidad y sostenible, centrado especialmente en las necesidades de los niños.

  • El socorro de emergencia, que ayuda a las personas afectadas por conflictos o desastres.

  • Promoción de la Justicia que busca cambiar las estructuras injustas que afectan a los pobres entre los que trabajamos.

  • Asociaciones con iglesias para contribuir a la transformación espiritual y social.

  • Concienciación pública que conduce a la comprensión, la entrega, la participación y la oración informadas.

  • Testimonio de Jesucristo con vida, hechos, palabras y signos que anima a las personas a responder al Evangelio.

Nuestros Valores

SOMOS CRISTIANOS

Siguiendo los pasos de Jesús, buscamos apoyar a los que más lo necesitan y transformar sus vidas: ya sean pobres, impotentes, en riesgo o vulnerables, estamos llamados a ayudar. Sólo trabajando juntos para desafiar las actitudes y las injusticias podremos empezar a proporcionar adecuadamente el bienestar de los niños y niñas, otorgando dignidad y respeto por igual a los hombres y mujeres de todo el mundo.

Saber más

ESTAMOS COMPROMETIDOS CON LOS POBRES

Al tomarnos el tiempo para evaluar las necesidades de cada comunidad e individuo, estamos mejor capacitados para ayudarles a lograr un futuro más brillante. La mejor manera de avanzar es aprendiendo juntos: al tender un puente entre los pobres y los ricos, podemos identificar los problemas que se presentan y transformar el futuro.

 

VALORAMOS A LAS PERSONAS

Creemos en la dignidad, la singularidad y el valor intrínseco de cada individuo, incluyendo a aquellos a los que servimos, nuestros donantes, nuestro personal y sus familias, los miembros de nuestro consejo y cada uno de nuestros voluntarios. Al fomentar estos importantes valores en nuestra cultura profesional, nuestro personal es capaz de tener relaciones de trabajo más abiertas y honestas, que se extienden a su desarrollo personal y espiritual de manera positiva.

SOMOS MAYORDOMOS

A través de juegos y dinámicas los niños y niñas aprenden a protegerse y prevenir abusos sexuales junto a profesores, padres y apoderados.

Dios nos ha dado los recursos para hacer la diferencia a través de su donación. Es nuestra misión usar estos recursos para ayudar a los pobres.

Nuestra palabra y nuestro compromiso con la gestión eficiente de los recursos son la base desde la que ofrecemos los máximos beneficios y oportunidades a las comunidades de todo el mundo. Nuestras actividades de desarrollo también son ecológicas y están diseñadas para proteger y cuidar la creación de Dios.

SOMOS SOCIOS

No podemos cambiar el mundo solos. Dependemos unos de otros para conocernos, comprendernos y amarnos unos a otros mientras aceptamos la gran responsabilidad de la participación conjunta, los objetivos compartidos y la responsabilidad mutua. Al tiempo que mantenemos una firme creencia de unidad en el Cuerpo de Cristo, nos asociamos libremente con los pobres, los donantes, otras organizaciones e iglesias de todos los credos para trabajar juntos y hacer un esfuerzo de colaboración por la justicia.

SOMOS SENSIBLES

Son casi 46 años de experiencia en Honduras, sabemos qué nivel de sensibilidad de requiere, y estamos dispuestos a tomar las medidas apropiadas para asegurar que todas las necesidades sean satisfechas. Sólo a través de un desarrollo sostenible y a largo plazo podemos superar las difíciles condiciones y las profundas y complejas privaciones económicas y sociales.